Una historia que escuche de un gran amigo de la infancia, el cual era fanático de los cuentos tan conocidos como el de retorno a mi pueblo, la llorona y el charro negro, como siempre se la pasaba contando anécdotas de todos los viajes en los que algo difícil de entender le pasaba, no se si era su personalidad o simplemente deberás era objeto de todos esos relatos que contaba.cuentos de terror el retorno al pueblo

Pero este relato de terror se lo creo, y siento de en el fondo es real, ya que yo supe donde vivía, de ahí lo conocí, y me dijo que en uno de esos viajes de nostalgia, regreso a lo que décadas atrás había sido su hogar, una casa que recordamos con infinito amor, porque hasta yo pase bellos momentos en el hogar de mi amigo.

Me contó que una de las señoras que trabajaba en la esquina de la casa en donde vivíamos, “Laura” era el nombre de esa mujer un poco mas grande que nosotros y que vendía revistas y periódicos en uno de los puestos de dicha calle, le extraño que lo invitara a su hogar, un sitio descuidado, legumbre y falto de luz, y en una esquina el mal olor, era inevitable no darse cuenta.

Fue ahí en donde vio al cadáver de lo que fue la única hija que tuvo la pobre Laura, que al morir su pequeña de una infección en el cerebro “Meningitis” después supe, escondió el cadáver del pobre bebe, y había enloquecido, y ninguna autoridad había hecho nada por remediarlo.

Después de esta situación por la que paso mi amigo, quedo un poco afectado al ver a una persona que conocíamos por tanto tiempo y que por una situación había perdido la cordura, por lo que siento que este cuento de terror corto si fue real.

Cuento real de terror – Retorno a mi pueblo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *